noticias palencia turismo

clinica alvaro celada

Un año más, la patata volverá a ser la protagonista en la localidad de Herrera de Pisuerga y es que el próximo sábado 24 de octubre tendrá lugar una nueva edición de la Feria de Exaltación de la Patata del Boedo y la Ojeda, un evento con el que se pretende poner en valor la calidad de este tubérculo que es uno de los productos gastronómicos más apreciados de toda la comarca. El programa de actividades arrancará a las 10.30 horas con la recepción de participantes y la apertura de expositores. Hora y media más tarde llegarán las autoridades y a las 12.30 h., José María Ruiz Ortega será el encargado de pronunciar el pregón. Tampoco faltará durante este acto, el homenaje al sembrador de patatas más veterano, un reconocimiento que este año recaerá sobre Javier Val Martín, vecino de Villaescusa de Ecla. Asimismo y como todos los años se celebrarán los concursos a la "Patata más grande", a la "Mejor tortilla" y a la "Mejor receta de patata elaborada". Después de la entrega de premios, tendrá lugar una comida popular elaborada por la Asociación de Amas de Casa Santa Ana y, además, cabe destacar que a lo largo de la jornada no faltarán las actuaciones musicales.   Organizadores y colaboradores Esta actividad está organizada por la Mancomunidad Boedo-Ojeda, cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Herrera y de la Diputación Provincial de Palencia y también colaboran, además de la Junta de Castilla y León y el Centro de Iniciativas y Turismo de la localidad, numerosos establecimientos, comercios y negocios de Herrera de Pisuerga.
Uno de los maridajes gastronómicos más tradicionales es el del queso y el vino. Y una de las ferias que va adquiriendo en cada edición mayor peso tiene que ver con este “matrimonio perfecto”: la Feria del Queso y el Vino de Baltanás. Este año llega a su quinta edición y la fecha elegida para su celebración es el domingo 1 de noviembre. Esta feria se instala en una carpa cubierta de la Plaza de las Escorraladas y permanece abierta al público desde las 11 de la mañana hasta las ocho y media de la tarde. En 2014 se dieron cita 40 expositores; la mayoría, bodegas y queserías, pero la organización del evento –el Ayuntamiento de Baltanás– también admite la presencia de otros productores agroalimentarios. El plazo de inscripción para poder participar en esta feria finaliza el 23 de octubre y para formalizar la inscripción es necesario remitir una ficha que se adjunta en la página web del consistorio (www.baltanas.es) que deberá ser entregada en el Registro General del Ayuntamiento, de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 h., o enviarla al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. (Más información en el teléfono 645 68 15 51). El Ayuntamiento proporcionará a los participantes, que no dispongan de ello, stand, así como mesa y luz, y les anima a ofrecer degustaciones de sus productos o impartir talleres. Además, cada expositor deberá ceder a la organización un producto con el que se elaborarán cestas que se sortearán a las ocho de la tarde el día de la feria.   Programa de la feria 11.00 h.- Inauguración oficial 12.00 h.- Taller infantil de cocina con productos de la feria. 12.30 h.- cata de quesos y vino en el Museo del Cerrato Castellano 17.00 h.- III Concurso de Repostería 19.00 h.- Fallo del Concurso de Repostería 20.00 h.- Sorteo de Cestas con productos participantes   * Además, degustación de productos en los expositores y animación musical a lo largo de la jornada
FERNANDO FRANCO JUBETE El viernes día 2 de octubre y dentro de la programación de la décimocuarta edición de la muestra alimentaria Naturpal, celebrada los días 2, 3 y 4 de octubre en la Plaza Mayor de Palencia, se celebró una cata de vinos Señorío de Valdesneros en la Cafetería Hierro y Cristal. Presentada por Jesús de Miguel, presidente de la bodega, y dirigida por su enólogo Rubén Montero, se cataron los cinco vinos que produce y comercializa la citada bodega de Torquemada, amparados en la D.O. Arlanza, a la que asistió un numeroso público amante del vino. Rubén comenzó presentando su vino rosado Señorío de Valdesneros, que se caracteriza por su gran potencial aromático y está obteniendo repetidos éxitos en concursos nacionales e internacionales. A continuación cató Señorío de Valdesneros Tinto Joven Roble, un vino muy correcto, que se bebe con facilidad en chateo o acompañando a cualquier comida. Eruelo Crianza es un vino equilibrado, con la madera justa bien ensamblada y una intensidad idónea, que fue muy bien valorado por el público asistente, con una excelente relación calidad/precio. A continuación, Rubén cató el Señorío de Valdesneros Crianza Selección, resaltando su gran intensidad aromática y complejidad gustativa que lo convierte en uno de los mejores vinos de la D.O. Arlanza. Finalmente se cató la joya enológica Amantia, vino de uva de hielo sobremadurada, dulce y un excelente acompañante de postres, incluso capaz de armonizar con los de chocolate más intenso. Por otra parte, en los prolegómenos de la cata, excelentemente acogida y servida en la Cafetería Hierro y Cristal, conocimos los últimos éxitos conseguidos por los vinos Señorío de Valdesneros. Perswijn, la revista especializada en vino más importante de Holanda, acaba de publicar un suplemento especial con los 100 mejores vinos españoles comercializados en Los Países Bajos. Están incluidos entre ellos el Señorío de Valdesneros Rosado y el Amantia.
BIZIEN SERRANO REMÓN El pan es un alimento básico, nulo en grasas y rico en hidratos de carbono de absorción lenta, fibra y vitaminas. Antes de analizar los compuestos nutritivos del pan, conviene diferenciar el Pan Blanco (el más consumido en España) y el Pan Integral (más consumido en el centro y norte de Europa). El primero es elaborado a partir de la molienda, separando el germen y el salvado. Esto conlleva a la desaparición en un porcentaje alto de lípidos, vitaminas y sales minerales, lo que podríamos valorar como un empobrecimiento del Pan Blanco que no obstante y por los mismos motivos presenta una mejor digestibilidad y calidad higiénica que el Pan Integral. Este último presenta una fuente importante de fibra alimentaria, que facilita el tracto intestinal de manera positiva. Los principales contribuyentes del pan son los hidratos de carbono (58-62%), los lípidos (0,8%), las fibras (0,3%), las proteínas (7%), y las vitaminas y sales minerales (2%). Los hidratos de carbono están compuestos por el almidón (elemento más importante) y por azúcares simples en menor medida. La gran ventaja del almidón es que es un azúcar de absorción lenta por parte del organismo, no pasa directamente a sangre, formando una reserva de energía inmediata. Este argumento nos sirve como base para afirmar que el consumo de pan, siempre que se produzca en función de la actividad física que se realice y en cantidades equilibradas no produce sobrepeso, es decir, que el pan por si solo no engorda. Las Proteínas, claves para formar el gluten, de origen lógicamente vegetal son fundamentales en el crecimiento de niños y adolescentes. Importante presencia también de Vitaminas y Sales minerales, principalmente zinc, cobre, magnesio, sodio, calcio y especialmente el hierro. El pan es considerado por la OMS un alimento completo, rico, económico y socio culturalmente muy arraigado. Como conclusión insistir en que no hay que bajarse del carro del “BUEN PAN”. Un panecillo de 50 gr. con aceite es maravilloso.
El 16 de octubre se conmemora el Día Mundial del Pan, una efeméride creada por la Federación Internacional de Panaderos para dedicar una jornada a la historia y al futuro del pan. Esta celebración nos sirve para recordar que el pan es uno de los alimentos más importantes de la dieta mediterránea, a pesar de que creer erróneamente que el pan está relacionado con el aumento de peso. Diversos estudios coinciden en que no existe ningún fundamento científico para excluir o reducir el pan de la alimentación habitual, ni en personas delgadas ni en aquellas que sufren sobrepeso u obesidad. Por lo que el pan no tiene relación directa con la obesidad y el sobrepeso. Una dieta rica en pan, sobre todo en el caso del integral, favorece una disminución de peso, circunferencia de cintura o IMC (Índice de Masa Corporal); o no tiene influencia en estas variables. Por ello, se insiste en la importancia de que tanto el pan como los cereales formen parte de la dieta habitual de la población tanto sana como con exceso de peso, ya que cumplen un papel muy importante para garantizar la salud. Los resultados negativos obtenidos en la ingesta de pan blanco no son estadísticamente significativos, ya que no se ha tenido en cuenta el estilo de vida sedentario o el consumo de otros alimentos que sí favorecen el aumento de la adiposidad. El 90% de los estudios o bien no se encuentra relación o bien el consumo de pan presenta un papel beneficioso en relación con la obesidad. La ingesta de pan en dietas para perder peso ha sido analizada en cinco estudios de intervención y en todos ellos se comprobó que la incorporación de este alimento a la dieta va asociada a una disminución de peso o no influye en el mismo.   Beneficios * El pan aporta los hidratos de carbono necesarios para una dieta equilibrada. Los hidratos de carbono son necesarios en nuestra dieta, ya que son la principal fuente de energía de nuestro organismo en general, y del cerebro y del sistema nervioso en particular. Además, contribuyen al mantenimiento de la actividad muscular e influyen en la temperatura corporal, en la tensión arterial, y en el buen funcionamiento del intestino. Los especialistas aconsejan tomar entre cinco y seis raciones al día de hidratos de carbono, es decir, una ración en cada comida de: pan, cereales de desayuno, arroz, pasta o patata, de ser posible mejor si son integrales.   * El pan es rico en fibra, sobre todo los integrales. Su consumo aporta numerosos beneficios a la salud al haberse demostrado la relación entre el consumo de fibra y una menor prevalencia de enfermedades como la diabetes y la hipocolesterolemia, además de su papel como regulador intestinal.   * El pan aporta vitaminas, especialmente del grupo B, que nuestro cuerpo solo es capaz de almacenar en pequeñas cantidades. La vitamina B1 o Tiamina es esencial en el metabolismo glucídico de todos los tejidos, especialmente del cerebro y del corazón.   * El pan contiene minerales como el fósforo, el magnesio (juega un importante papel en la producción y transporte de la energía), el calcio y el potasio (especialmente en el pan integral, controla el ritmo cardiaco, interviene en la generación de impulsos nerviosos y en la contracción muscular).   * La harina de trigo apenas contiene grasa, por lo tanto el contenido graso del pan es insignificante; únicamente es de un gramo por cada cien gramos de pan, por lo que es idóneo para aportar a nuestra dieta los hidratos de carbono que necesitamos.
ANA GARCINUÑO PRADOS   Breve historia del pan Los cereales constituyen la base de la alimentación humana desde el periodo Neolítico hacia el 8000 a. C. En el Sudeste de Anatolia se constituyeron las primeras culturas agrícolas. Se sabe de la siembra, recolección y almacenaje de cereales primitivos. Entre los inventos útiles para las labores agrícolas, se han encontrado la hoz de madera, el molino de mano para moler el grano y los objetos como las cestas de mimbre y los sacos de esparto. El arado tirado por bueyes o asnos ya permitió remover mejor la tierra y labrar una mayor extensión de terreno en menos tiempo. Parece que fue en Egipto donde se observó por primera vez la fermentación y que el reposo de la masa elaborada el día anterior producía gas y aumentaba su volumen dando un pan más ligero y de mejor gusto. Existen bajorrelieves egipcios (3.000 años a. C.) sobre la fabricación de pan y cerveza, que sugieren que fue en la civilización egipcia donde se elaboraron por primera vez alimentos fermentados. Fueron las civilizaciones romanas las responsables de la mejora de la técnica de molienda y cribado permitiendo la elaboración de panes blancos tamizados y panes negros integrales, que se distribuían en función de la clase social a la que se pertenecía. En la Edad Media se constituyeron los primeros gremios, apareciendo el oficio de panadero, razón por la cual en muchas de nuestras ciudades aún se mantiene el nombre de estas calles donde se localizaban los panaderos de las villas. Principalmente se elaboraban panes tipo hogazas con masa madre, frecuentemente de harina de grano entero, que aguantaban varios días en las despensas. Con la revolución industrial se mejora la producción de harina, así como el proceso de tamizado, obteniéndose harinas refinadas lo que provocó poco a poco que el consumo de pan blanco y sus variedades empezase a aumentar y a generalizarse progresivamente, en detrimento del pan integral y la consecuente pérdida del valor nutritivo. Posteriormente fueron apareciendo maquinaria y equipos que facilitan los procesos de panificación. Luego, la industrialización de las ciudades y el fenómeno de urbanización fueron los responsables del importante descenso producido en el consumo de este alimento en los últimos años. Descendiendo desde los 134 kg de pan/habitante/año de 1964, hasta los 37kg que consumimos en la actualidad.   El consumo de pan en la actualidad A pesar del descenso mencionado, estamos consiguiendo un aumento del consumo desde el año 2013 que esperemos se consolide en los próximos años, ¿cuál puede ser la razón de este nuevo aumento? Desde hace algunos años estamos experimentando un importante cambio de consideración social frente al pan, pasando de estar identificado como un alimento básico y denostado durante años por la creencia de que era poco nutritivo y muy calórico, a empezar a reinventarse y a considerarse en la actualidad alimento de gran valor nutritivo, sensorialmente exquisito y hasta producto gourmet ¿Qué está pasando? Ahora al igual que ocurrió en su día con los vinos de calidad, surge un nuevo capricho alimenticio: el pan artesano, con la ventaja añadida de que aunque sea más caro resulta asequible. El actual prestigio que está recuperando el pan tiene como responsable a varios actores: Los seguidores del estilo “slow-life” y “slow-food” que buscan productos elaborados de forma manual y artesanal, sabores auténticos, incluyendo los aficionados a hacer pan en casa. El impulso de la alta gastronomía y los grandes chefs, que ha arrastrado a otros sectores como el de pastelería, el vitivinícola, el oleícola y ahora el de panadería. El interés cada vez más acusado de los consumidores por los alimentos funcionales y la salud, que buscan alimentos cada vez más saludables. Este cambio que ahora vive su punto álgido, se inicia hace seis o siete años; con la búsqueda por parte de agrónomos, tecnólogos y panaderos, de cereales primitivos (kamut, espelta, farro,..), con el uso de harinas de grano entero, con la recuperación de métodos tradicionales y su combinación con técnicas modernas, como el frío, que facilitan el trabajo del panadero y han permitido hacer pan artesano con masas madre naturales, largas fermentaciones, levaduras seleccionadas…en resumen, hacer pan con el aroma, sabor, crujencia y calidad de antaño en los tiempos actuales.   Tendencias en panificación Esta estrategia de los panaderos de recuperar el valor del pan, ha ampliado la oferta actual de las panaderías y ha cambiado los hábitos de consumo. Nos podemos encontrar en los hornos y tahonas actuales, panes con diferentes sabores e ingredientes. Panes de sabores o enriquecidos: panes a los que se incorporan ingredientes diversos que ofrezcan combinaciones interesantes o novedosas como ejemplos estaría el pan de espinacas, frutos secos, zanahoria, olivas, curry, tomate, azafrán o tinta de calamar. etc. Panes de gran tamaño, tipo hogazas, en los que destacan más el sabor y el aroma, que frecuentemente son elaborados con grandes tiempo de reposo, con fermentaciones largas y con diferentes harinas como las procedentes de cereales primitivos como la espelta o el kamut o con otros novedosos como el tritordeum (combinación del trigo duro y la cebada silvestre) que otorgan al pan además de una mejora sensorial, un incremente de su valor nutricional. Panes funcionales: se engloban dentro de esta categoría panes a los que se incorpora algún ingredientes bioactivo con el objetivo de que su ingesta sea beneficiosa para la salud en mayor grado que si la ingesta se realizara de un pan normal, como por ejemplo el pan con polifenoles o licopeno (de gran poder antioxidante) o el pan enriquecido en betaglucanos (mejora del colesterol y reducción índice glicémico), pueden incluir además dentro de este grupo los panes de alto contenido en fibra, los enriquecidos en vitaminas o minerales y aquellos en los se elimina algún componente como el sodio. Disponemos, en la actualidad, de panes muy diversos entre los que cuales se encuentran los panes del futuro: panes que preservan los procesos antiguos combinados con técnicas actuales, permitiendo elaborar panes con un mayor contenido en nutrientes, ricos en fibra y de menor índice glicémico, que los de hace años, pero con los mismos aromas, y sabores, gracias a una vuelta a lo ancestral y lo tradicional.   Ana Garcinuño Prados es ingeniero agrónomo y responsable I+D+i del Cetece (Centro Tecnológico de Cereales)
La campaña de la vendimia 2015 ya ha comenzado en la Bodega Remigio de Salas, ubicada en la localidad palentina de Dueñas (Palencia). Este año se espera una cosecha de excelente calidad, ya que la escasez de precipitaciones aseguran el estado sanitario del fruto. Conviene recordar que esta bodega es la única bodega de la provincia de Palencia que pertenece a la Denominación de Origen de Cigales. Como todos los años se recogen, en primer lugar, las uvas que van destinadas a vinos blancos y rosados para asegurar un equilibrio en cuanto a azúcar y alcohol de los futuros vinos y poder así obtener resultados aromáticos y afrutados. Posteriormente y entorno a la festividad del Pilar, se recogen las uvas destinadas a vinos tintos que proceden de los viñedos más viejos y que se destinarán a crianzas y reservas. La duración de la campaña será de 20 días, ya que se recoge la totalidad de la uva de forma manual, algo que asegura que la uva sea procesada ya en la bodega en condiciones controladas. Este año la Bodega Remigio Salas Jalón ha obtenido galardones en diferentes concursos, tales como la medalla de plata que recibió en Cannes en Francia al rosado Las Luceras 2014, los tres CINVES (dos de plata y uno de oro) que recogió en Madrid a los vinos tintos Las Luceras Roble y Crianza o la medalla de plata en el certamen Bacchus 2015 al Crianza Las Luceras 2009. Estos días de vendimia son una gran ocasión para visitar esta bodega de Dueñas. Para ello se ha establecido un amplio horario de visitas durante la campaña de vendimia que se complementa también con diversas actividades: cata de vinos y mostos o maridajes de uvas con queso. La Bodega Remigio de Salas participará, además, en Naturpal, la muestra agroalimentaria que se celebrará los días 2, 3 y 4 de octubre en una carpa instalada en la Plaza Mayor de Palencia. Tels: 979 78 00 56/ 625 72 85 89
Esta feria gastronómica se desarrollará los días 2, 3 y 4 de octubre Promocionar los valores de los mejores productos gastronómicos de Palencia, tanto de la capital como del resto de la provincia, es el objetivo que persigue Naturpal, la muestra gastronómica que se celebrará los días 2, 3 y 4 de octubre y que cumplirá 14 años de existencia. Una carpa instalada en la Plaza Mayor de la capital palentina acogerá a aquellas empresas del sector que hayan decidido inscribirse en esta nueva edición de esta feria de la alimentación. Además de la exposición y venta de productos, Naturpal se complementa con distintas demostraciones, exhibiciones y degustaciones en las que los productos de la tierra son los verdaderos protagonistas, así como talleres dirigidos al público infantil. El horario de la muestra será de 10.30 a 14.30 y de 18.00 a 22.00 h.


Patrocina esta sección:

  • bod
  • el-brezo-restaurante
  • refapal
  • dan
  • sol
  • car
    Gestión y diseño Web bemood diseño web Palencia