Paco San Martín Nemesio, triatleta adaptado y Mejor Deportista Palentino 2013 Nórtico, noticias en Palencia, Valladolid y Cantabria

noticias palencia turismo

clinica alvaro celada

Paco San Martín Nemesio, triatleta adaptado y Mejor Deportista Palentino 2013

“El deporte es mi terapia particular y mi droga” Paco San Martín (Guardo, 1973) nació el día de Santa Bárbara, patrona de los mineros –colectivo que ya no abunda en su localidad natal– y a los 40 días de ver la luz sufrió una distrofia en la pierna derecha. Algo que no le impidió practicar deporte desde muy pequeño. Ha jugado al baloncesto adaptado y hoy compite en duatlón y triatlón, subiendo al podio en la mayoría de las carreras en las que ha participado. En 2013 ha revalidado el título de campeón de España de Paraduatlón Cros y ha sido elegido Mejor Deportista Palentino. San Martín, soltero y sin hijos, pero con novia, trabaja en la delegación guardense de la agencia Viajes Mundi Boy y desde hace 6 años es juez de paz del municipio guardense. Este triatleta adaptado, un ejemplo de superación y de constancia, ya tiene marcado su calendario deportivo para 2014. Y, como la mayoría de los deportistas, sueña con estar presente en unas olimpiadas.  JOSE ROJO Pregunta. Por fin, su trayectoria deportiva ha sido reconocida en su provincia al ser elegido Mejor Deportista Palentino 2013. ¿Anhelaba este galardón? Respuesta. Lo cierto es que no. Cuando este año salieron los candidatos, me alegré de poder estar otra vez entre los finalistas. Pero nunca he tenido el pensamiento de anhelar, como algo deseado de manera intensa o ansiosa. P. ¿Qué ha significado para usted este premio? R. Una enorme alegría y un reconocimiento a tantas horas de esfuerzo y sacrificio. Formar parte de esas grandes estrellas del deporte palentino, que lo han conseguido años atrás, como Mariano Haro, Mara Santos, Esther Rodríguez, Tente Lagunilla, Ana Isabel Alonso, Marta Domínguez y ese largo etcétera, es realmente increíble. También creo que represento a esos deportistas anónimos, que cada día entrenan en malas condiciones, tanto climáticas como de instalaciones, pero que, aún así, siguen entrenando por lograr su reto personal. P. ¿A quién se lo dedica? R. En primer lugar, a mis padres, sin su enorme apoyo desde niño, quizás ahora no podría ni caminar sin ayuda; a mis hermanos, por ayudarme a crecer feliz, en la medida de nuestras posibilidades; a Silvia, mi novia, que siempre me apoya en todas y cada una de estas aventuras, que son las distintas pruebas; al resto de mi familia, que siempre han estado a mi lado; a mis amigos y conocidos de Guardo, que siempre me han apoyado; a René, porque desde su clínica de fisioterapia apostó por mí, prácticamente desde el principio; a Rubén Cosgaya (@rubeninr10) y a @Sirjoux, que fueron mi entrenador y acompañante en los entrenamientos en la primera temporada, dedicada al duatlón; y, por ultimo, a mis “liebres” particulares, Ceferino, que me acompaña y me prepara en la bicicleta, y a Víctor Fernández (@vitivitines), que no me deja descansar ni un día y está siempre conmigo, tanto en los entrenamientos de carrera como en natación, así como en las distintas pruebas. P. ¿Cómo se inició en el deporte? R. En el deporte en general, como todos los niños, jugaba al fútbol, tanto con mis botas con hierros (como Forrest Gump) como con las distintas prótesis que he tenido desde pequeño. Sobre los 10 años comencé a jugar a baloncesto de pie, hasta los 18 años, siempre en Guardo, y jugando varios años a nivel autonómico. Posteriormente, comencé mi faceta de entrenador de baloncesto, tanto en el ADA Boardo como en el C.B. Palencia. Sobre el año 94 se puso en contacto conmigo, tanto Javier Calderón como Javier Blanco, que querían crear un equipo de baloncesto en silla de ruedas en Palencia y ahí nos apuntamos, hasta que finalmente en el año 98 comenzamos a competir con el Mupli. Después de varios años en este equipo, pasé a jugar con el equipo de Avilés, el Cosa Nuesa, donde me encuentro actualmente. Por ultimo, decir que en septiembre de 2009 se realizó en España el primer Campeonato de Triatlón Adaptado, donde participó un compañero de Asturias. Desde ese momento, me entró el gusanillo de probar y me presenté al año siguiente en Gijón para disputar mi primer duatlón adaptado. Y desde esa fecha no he dejado de competir, exceptuando unos meses que me encontraba lesionado. P. ¿Quién ha sido su mayor soporte en su carrera deportiva? R. Sin lugar a duda, en un gran porcentaje, mi familia y mi novia. Después, siempre he encontrado el apoyo de amigos, que me han acompañado en los duros días de entrenamiento, en especial en estos últimos años dedicados al atletismo, al duatlón y triatlón. P. ¿El deporte se ha convertido en su terapia particular? R. Podemos decir que sí. Gracias a él, mi vida ha sido más sencilla. El hecho de “correr” desde pequeño (por cierto, era bastante trasto) me ha ayudado para poder tener la fuerza suficiente en las piernas, para valerme por mí mismo. En estos últimos años, con una preparación más especifica, me sirve también para evadirme del trabajo y pensar sólo en el entreno. Me ayuda a no tener dolores de espalda, muy frecuentes en personas con distrofia, al tener una fuerte musculatura. En definitiva, el deporte pasa a ser una droga y a formar parte de tu vida. P. ¿Qué le reporta competir? R. La competición es la meta de todo deportista. Encontrarte en la línea de salida supone el final de esos largos meses de preparación. Es una satisfacción finalizar cada una de las pruebas. Desde el primero, en Gijón, donde casi no acabo por los calambres, al último, en Casar de Cáceres, la competición, como a cualquier deportista, es la suelta de adrenalina, nervios, malos ratos que dejas en ella. P. Sus especialidades son el duatlón y el triatlón, ¿no es así? R. Sí, ambos son los deportes que practico. Esta temporada no he podido hacer atletismo por problemas de fechas y coincidencia de competiciones. Me encuentro más a gusto en el duatlón, porque por la zona donde vivo es mucho más sencillo el entrenamiento, en especial en toda la temporada de invierno. Para el triatlón hay que nadar y para ello me tengo que desplazar a Aguilar o a Palencia, ya que en Guardo sólo tengo la piscina de verano. El invierno pasado fui, antes del Europeo de Calella, durante dos días a la semana y realmente es agotador, porque, aparte del entreno, hay que sumar las otras dos horas de viaje. Y creo que en el triatlón la natación es fundamental, en especial en la distancia sprint, y tendríamos que entrenarla más días. P. ¿Ha conseguido más triunfos de los que se imaginaba? R. Sinceramente, sí. Prácticamente desde que empecé, he subido a todos los podios nacionales en los que he participado, y en los de los dos campeonatos europeos, quedando relegado fuera de ellos en los dos mundiales disputados hasta la fecha, uno de duatlón en 2011 y el de triatlón en el pasado mes de septiembre. P. De todos los trofeos que atesora, ¿por cuál siente un cariño más especial? R. Hay tres de los cuales siento un mayor cariño por distintos motivos. Uno, es el primer Campeonato de España de Duatlón, que conseguí en 2011; me decía a mí mismo que tenía que lograr ser campeón de España de algo, cosa que nunca había imaginado. Este campeonato llegó meses después de haber fallecido un hermano mío y de haber perdido a un amigo, haciendo lo que le gustaba, y cuando crucé la línea de meta no pude por más que echarme a llorar de la emoción (esto no lo sabe ni mi novia, que se encontraba en otra parte del circuito) al dedicarle ese triunfo. En segundo lugar, la medalla de plata conseguida este año en el Europeo de Calella, de media distancia. Igualmente habían sido muchos meses de preparación, con 9 y 10 sesiones de entrenamiento semanal, para cruzar la línea de meta, que conseguí después de siete largas horas y tras finalizar la media maratón con unos fuertes calambres; crucé el arco de meta y también se me saltaron las lágrimas, pero esta vez tenía a allí a Silvia y a Víctor para darme ese fuerte animo. Por ultimo, es muy especial para mí el que me entregó el pasado día 12, el presidente de la Diputación en el Teatro Principal. Ser querido y valorado por todo el deporte más cercano, para un chico de Guardo, que vive, trabaja y entrena aquí, es una cosa muy, muy especial. P. ¿Con qué sueña en el ámbito deportivo? R. Creo que, como para el 99% de los deportistas, poder disputar unos Juegos Olímpicos, allí donde están los mejores; poder competir con ellos sería lo máximo. Cada vez es más difícil poder estar allí. Además, ya tengo una edad, y cada vez hay más gente compitiendo. La única prueba considerada olímpica de las que practico es el triatlón sprint, y necesitaría muchas horas y dedicación, casi exclusiva a ello. También me gustaría poder participar en las World Series, pruebas a nivel mundial. En 2014 se celebrarán la Elwood ITU Paratriathlon International Event, (Australia): la Yokohama ITU Paratriathlon International Event, (Japón), la Besançon ITU Paratriathlon International Event, (Francia), la London ITU Paratriathlon International Event, (Gran Bretaña): la Chicago ITU Paratriathlon International Event, (USA) y la del Lago d’Iseo ITU Paratriathlon International Event (Italia). P. ¿El deporte rompe barreras? R. Pienso que sí. Gracias al deporte mucha gente con discapacidad se relaciona, convive con otra gente, se ilusiona, compite, etc. Y es un espejo para el resto de la sociedad en la mayoría de los deportes. Las reglas son las mismas, los campos de juego, las distancias, etc., son las mismas, y cada vez la sociedad está más concienciada de este colectivo. P. ¿Se ha sentido en algún momento discriminado por su condición de discapacitado? R. No, nunca. Siempre he sido uno más. Tanto en la escuela, el instituto, la universidad, en la practica deportiva desde niño. Siempre tuve claro que con trabajo y sacrificio podría intentar hacer cualquier cosa. P. ¿Le han puesto zancadillas en sus aspiraciones deportivas? R. No. Siempre he participado donde los recursos me han llegado. Nunca he recibido un “no” para poder participar en ninguna competición; ni a nivel nacional ni internacional. P. ¿Qué carrera le ha costado más superar: la deportiva o la personal? R. La deportiva, por supuesto. En ella siempre tengo rivales; todos por un objetivo. La carrera personal ha ido siempre muy bien. Como te comentaba, he tenido unos padres y unos hermanos que han estado encima de mí desde que a los 40 días de nacer se dieron cuenta de mi discapacidad. Y, tanto en la escuela como en el pueblo, siempre he sido uno más. Eso sí, tendríamos que diferenciar muy claramente, dentro del colectivo discapacitado y a la hora de enfrentarse a la vida, entre los que lo somos desde la infancia o nacimiento y entre aquellos, que por accidentes o enfermedades se han sumado a este colectivo. Yo, por ejemplo, he crecido con ello, con lo que siempre he sido uno más, siendo consciente en todo momento de mis limitaciones. En cambio, para la gente que es discapacitada desde la adolescencia o la juventud supone un cambio muy brusco en su vida. P. ¿Se siente apoyado por los distintos organismos públicos? R. Creo que sí. Desde hace dos años he firmado con la Diputación Provincial convenios anuales por los que recibo una cuantía económica, a cambio tengo que impartir tres charlas por los colegios de la provincia, hablando a los jóvenes del tema del deporte y discapacidad, mostrándoles mi propia experiencia. La administración mas cercana, el Ayuntamiento, siempre me ha apoyado con la cesión de sus instalaciones. Este año, he solicitado ayuda a la Junta y estamos a la espera. A veces pienso que justamente he comenzado a hacer este deporte y a destacar en los años de mayor crisis del país. Por otro lado, sí que me gustaría que las administraciones meditaran cuando hacen el reparto de las ayudas. Por lo general y en los últimos años, la mayoría del presupuesto se va destinado a los deportes profesionales, (fútbol y baloncesto, principalmente) y el resto de los deportes, tanto a nivel de equipo como individuales, creo que se ven “discriminados” en este reparto. Y éste es un mal estatal, no sólo de las administraciones más cercanas. P. ¿Qué opinión le merece el tratamiento institucional que se dispensa a los deportistas adaptados? R. Muy positiva. En cuanto a las instituciones cercanas, siempre se habla de deportistas individuales. Yo sólo tengo relación con la gran Esther Rodríguez, y pienso que nos tratan bien. En cuanto a los equipos, solo conozco de cerca al Mupli, que este año no ha podido competir, y creo que la ayuda en años anteriores fue insuficiente, dada la categoría y aspiraciones que tenían. En cuando al resto de instituciones, creo que se deberían apoyar muchísimo más aquellas iniciativas y trabajos con los discapacitados. P. ¿Qué es lo que más necesita, hoy por hoy, el colectivo de discapacitados? R. En general, se necesita tener buenos accesos a las instalaciones, y que éstas estén adaptadas; también, monitores preparados que conozcan las características del colectivo, ya que no es lo mismo trabajar con deficientes psíquicos, que físicos o visuales. Pienso que habría que trabajar más con las personas, o sea, hacerles ver que el deporte les va a aportar muchas mejoras, tanto a nivel físico como psíquico. En el colectivo que más conozco, en este caso, el físico, sí que hay una gran diferencia entre los que son discapacitados de siempre y entre los que lo son por otros motivos. Por ejemplo, cuando un joven, por desgracia, sufre un accidente y queda parapléjico, y se le jubila, se acomoda, se cierra en sí mismo y si no se le ayuda con unos buenos monitores e instalaciones, nunca va a hacer deporte. P. ¿Cuál es su próxima meta? R. Lo primero, el Campeonato de España de Duatlón en abril, en Avilés, y, posteriormente, donde voy a poner todos los sentidos es en el Mundial de Duatlón, que se celebrará en Pontevedra a finales de mayo. Y, luego, me encantaría poder participar el Campeonato de Europa de Triatlón,  que se celebrará en Kitzbuehel (Austria) el 21 de junio.     Personalísimo   “Lo que más valoro es la amistad”   -       Signo del horóscopo… Sagitario. -       Vicio confesable… Un café expreso (cortito de agua). -       Película para recordar… ‘Forrest Gump’. -       Actor… Robert de Niro. -       Actriz… Salma Hayek. -       Animal… El toro. -       Color… Amarillo. -       Libro predilecto… Me gustó mucho ‘Cometas en el cielo’. -       Coche que tiene… Un Renault Espace, aunque, en verdad, es de  mi hermana. -       En cuestión de cocina se muere por… Unas chuletillas de cordero o cualquier cosa, estando acompañado de los míos. -       La canción que le levanta el ánimo se titula… Cualquiera de flamenco; en especial, Miguel Poveda. -       En su relación con las personas no soporta… La soberbia. -       Por el contrario, valora… La amistad. -       Siente envidia sana por… La jornada continua en el trabajo para disponer de más tiempo libre. -       Rasgo que le define… Quizás, la humildad. -       Su gran defecto… No tengo (risas)…, que opinen los demás. -       Su mejor sueño… Que se encontrara un remedio para el cáncer y el Alzheimer. -       Cuando le presentan a una persona se fija en… Los ojos. -       Añora… Haber podido disfrutar más de mi hermano. -       Los sábados por la noche disfruta… Viendo una película. -       El rincón favorito de su casa es… El salón. -       De Palencia no aguanta… La circulación y los semáforos (risas)… ¡Con lo bien que vivimos en el pueblo! -       Y lo que más le gusta de los palentinos es… Su tesón.    

Patrocina esta sección:

  • refapal
  • sol
  • dan
  • bod
  • car
  • el-brezo-restaurante

    Gestión y diseño Web bemood diseño web Palencia