3, 2, 1... verano (I) Nórtico, noticias en Palencia, Valladolid y Cantabria

noticias palencia turismo

clinica alvaro celada

3, 2, 1... verano (I)

Puesta a punto natural MARIPI GADET El verano es la estación del año más deseada por todos, en la que la mayoría tenemos la oportunidad de disfrutar de unas merecidas vacaciones. Recuperamos energía, descargamos tensiones acumuladas, nos liberamos del estrés y disponemos de tiempo libre para el ocio, descansar y ¿por qué no? para cuidarnos y mimarnos un poquito más de lo habitual. La naturaleza nos aporta todo lo que necesitamos para cuidar nuestra imagen, sin necesidad de emplear química ni aditivos. Un correcto equilibrio hídrico es un factor imprescindible para conservar la piel en perfecto estado durante la época estival. No debemos olvidar que la piel es nuestro órgano más grande y no es independiente de la salud general de nuestro ser. Por ello, es necesario hidratarla desde dos frentes: interna y externamente. El agua es la fuente de salud y belleza más natural que existe. Es portadora de vida en todos los seres vivos, plantas y animales, en definitiva, en toda la naturaleza. Ingerir este maravilloso líquido, incoloro, inodoro, insípido y exento de calorías, nos ayuda a hacer la digestión; alivia los problemas de estreñimiento; mejora el estado de los riñones; engaña la sensación de hambre y, además, entre otras muchas acciones beneficiosas, ayuda a eliminar  toxinas, que son las  principales enemigas de una tez bonita. Un cutis bien hidratado es sinónimo de belleza y de buena salud. Como norma general no es aconsejable ingerir agua demasiado fría, sobretodo, si se esta haciendo la digestión. Tiene un efecto refrescante inmediato, pero no termina con la sed y el acaloramiento, que vuelven a aparecer rápidamente. A nivel externo es necesario recurrir a la cosmética. Es preciso utilizar productos capaces de actuar simultáneamente sobre los factores que determinan la deshidratación cutánea y, a la vez, aumentar las reservas hídricas almacenadas en las capas más profundas. Es recomendable utilizar cremas ricas en principios activos hidratantes que se fundan profundamente con la piel y, además, aportan una gran concentración de vitaminas y minerales de efecto restructurante, nutritivo y elastizante. La ‘cosmética verde’ o bio-cosmética ofrece resultados excelentes y poseen gran tolerancia dermatológica, ya que la mayoría de estos productos contienen una base de aceites vegetales y extractos de plantas que estimulan las funciones vitales de la piel. Resulta muy apropiada para el tratamiento de pieles sensibles, alérgicas y con dermatitis. Básicamente, el criterio que define a un cosmético biológico, ecológico u orgánico es que los ingredientes que lo componen proceden de materias primas de origen ecológico certificado. No debemos olvidar que la agricultura ecológica cuida el ecosistema, ya que utiliza técnicas de producción sin abonos químicos, plaguicidas, fertilizantes de síntesis, hormonas de crecimiento y pesticidas que puedan alterar la calidad de los suelos. Además, son productos 100% biodegradables.

Patrocina esta sección:

  • dan
  • car
  • bod
  • sol
  • el-brezo-restaurante
  • refapal

    Gestión y diseño Web bemood diseño web Palencia