Alternativas al bronceado solar Nórtico, noticias en Palencia, Valladolid y Cantabria

noticias palencia turismo

clinica alvaro celada

Alternativas al bronceado solar

Bronceado DHA El bronceado DHA es un sistema de bronceado que en una única sesión de 5 minutos consigue un bronceado de aproximadamente 7 días de duración. Se aplica en spray, mediante la micro pulverización de una loción a base de DHA (caña de azúcar), que reacciona sobre la piel generando de forma casi inmediata un bronceado totalmente natural. La DHA (Dihidroxiacetona) es un derivado de la caña de azúcar. Es un principio activo 100% natural y totalmente inocuo para la piel, que se ha venido utilizando desde hace más de 40 años con fines médicos. Es una molécula de gran tamaño a la que le resulta imposible penetrar en las capas profundas de la piel, lo que garantiza la inocuidad ya que sólo puede actuar en la capa más superficial. El bronceado dura entre 5 y 10 días de media. Factores como el tipo de piel, las actividades diarias y el cuidado de la piel, hacen que los resultados varíen notablemente de una persona a otra. La duración del bronceado puede variar por múltiples razones: el tipo de piel o los hábitos particulares de cada uno pueden modificar notablemente la duración del bronceado. Como ejemplo podríamos decir que productos desmaquillantes con PH inadecuados o con contenidos de detergente en su composición, dan como resultado una duración inferior a la habitual. La DHA no reacciona al contacto con el cabello ni con el vello corporal, por lo que no se ha de tener ningún cuidado especial en la aplicación a diferencia de los autobronceadores tradicionales No mancha ya que no es un tinte ni un maquillaje, aunque en las primeras horas después de la aplicación se pueden transferir pequeñas partículas de DHA a la ropa. Siendo la DHA un componente soluble al agua, se elimina fácilmente de las fibras naturales como el algodón. Se recomienda una sesión cada 7 días aunque se puede realizar tantas sesiones como se desee; es aconsejable realizar una exfoliación entre sesión y sesión para eliminar totalmente posibles restos. Autobronceadores La mayoría de estos productos tienen un elemento en común: DHA, además de otros componentes. ¿Y qué es esto? Pues un azúcar que activa la queratina de la piel, es decir, lo que te ayuda a broncearte. A continuación, unos consejos prácticos para su aplicación. Regla básica: no tengas prisa y emplea el tiempo necesario. Si lo haces muy rápido y sin prestar atención, puedes acabar convertida en una versión extraña de la mujer leopardo. Elige el tono que más se adecúe al tono de piel deseado. La mayoría de los productos del mercado, tienen varios tonos y, los que no, suelen tener un color único que va evolucionando en función de tu tonalidad. Limpia tu piel a conciencia con un gel exfoliante, especialmente las zonas más secas, para que puedas eliminar todas las células muertas. De esta forma, el producto se acoplará mejor. Una vez con la piel limpia, sécate a conciencia ya que si te queda alguna zona húmeda, el autobronceador no se fijará en condiciones. A la hora de aplicártelo puedes usar un guante de látex para evitar las manos pringosas y los restos por debajo de las uñas. Si quieres untártelo por todo el cuerpo, es conveniente que empieces de abajo hacia arriba, empezando por las piernas y finalizando con los hombros y los brazos. Tienes que tener en cuenta que unos autobronceadores son específicos para el cuerpo y otros para el rostro. Si sólo deseas aplicártelo en la cara, no te olvides de las zonas importantes: el cuello, las orejas y el escote. Otro factor destacable es que hay zonas como las rodillas y los codos que tienden a acumular más producto y podría tener una mayor coloración. Y en cuanto a la espalda, no tengas miedo de pedir ayuda si no llegas bien a la zona. Otros consejos Una vez terminado este ritual de sol, es conveniente que no te vistas hasta pasados unos veinte minutos. Según el autobronceador, te recomendarán un tiempo estimado. Después ya puedes aplicarte un poco de crema hidratante ya que estos productos pueden resecar tu piel y dejarla tirante. Algunos de ellos no contienen propiedades de protección solar por lo que deberás ponerte uno si vas a exponerte al sol. Más vale prevenir. Lo realmente bueno de los autobronceadores es que su efecto es reversible, sin que te queden manchas en la piel. Si sólo deseas usarlo para una ocasión en concreto, con dejar de aplicártelo es suficiente. Y si deseas mantener tu bronceado durante más tiempo, deberás repetir todo el proceso con una asiduidad de tres o cuatro días.

Patrocina esta sección:

  • sol
  • car
  • dan
  • bod
  • el-brezo-restaurante
  • refapal

    Gestión y diseño Web bemood diseño web Palencia