SOBRE EL TDAH Nórtico, noticias en Palencia, Valladolid y Cantabria

noticias palencia turismo

clinica alvaro celada

SOBRE EL TDAH

La detección del TDAH es una labor conjunta de padres, docentes y especialistas.

 

Recientemente he tenido la ocasión de aprender unas cuantas cosas que no sabía sobre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH en adelante). El texto de Isabel Orjales Villar al respecto figura como material complementario de la asignatura Desarrollo Psicológico y Aprendizaje, del Máster en Formación del Profesorado que estoy cursando por la UNED. Y claro, cuando tres de los ocho alumnos que tengo como profesor particular padecen este trastorno, es mi obligación no perder detalle para mejorar en mi labor, en la medida de lo posible.

 

El texto dará mucho que hablar, pero en esta ocasión me gustaría fijar la atención en la complejidad que requiere el adecuado diagnóstico de este trastorno. A muchos padres se les enciende la señal de alerta en algún momento de la infancia de sus hijos, y las sospechas no tardan en aparecer cuando la conducta revoltosa, excesivamente enérgica o alterada de sus pequeños empieza a ser más prominente.

Pero es difícil esclarecer el motivo real de ese conjunto de comportamientos, y el diagnóstico nunca se puede realizar a la ligera y sin los apoyos de los profesionales indicados. Cuando se ha esquivado u obviado la valoración de los expertos, resulta igualmente desacertado encasillar a un chico como hiperactivo que simplemente como “movidito”. Vamos, que ni lo uno ni lo otro sirve de nada ni soluciona nada, y las sospechas, aunque apaciguadas y encubiertas por la autoconvicción de una idea quizá inapropiada, seguirán ahí.

 

Pero la educación de los niños no recae exclusivamente en los padres: en la escuela, los profesionales docentes deben ser capaces de comprender el amplio espectro de trastornos con los que en algún momento de su trayectoria podrían encontrarse. Si bien los padres no están obligados a conocer toda esa gama de trastornos, el profesor sí. ¡Por eso recibe una formación específica obligatoria antes de que se le permita ejercer su labor, digo yo!

 

Tristemente, la realidad muestra que muchos profesores no son capaces de identificar apropiadamente las dificultades con las que podrían estar lidiando sus alumnos. Y esta no es labor única del equipo orientador del centro ni de los especialistas en educación especial. Nuestro sistema educativo tiene que estar bien preparado para la detección, diagnóstico e intervención, cualquiera que sea el trastorno con el que se lidie. Se trata, como digo, de una labor conjunta en la que todos los eslabones que conforman la cadena del sistema educativo deben encajar y colaborar: profesores y tutores del alumno, orientadores del centro, padres...

En conclusión, diremos que los ámbitos familiar, docente y clínico deben funcionar como un conjunto de engranajes bien engrasado en el que las fugas y los despistes no sean una posibilidad.

 

La reflexión sobre el TDAH podría continuar. Sin ir más lejos, el “origen” o desencadenante primordial del trastorno sigue sin estar totalmente claro: ¿se trata de una cuestión genética o aparece por influencia del entorno? Esta es tan solo una de entre muchas cuestiones posibles: algunas se plantean la posibilidad de que actualmente se esté sobrediagnosticando el TDAH, otras se cuestionan la propia existencia del trastorno. Hablaremos de algunos de estos temas más adelante. Hasta entonces, ¡a seguir aprendiendo sobre este y otros temas!

 

 

Patrocina esta sección:

  • sol
  • car
  • el-brezo-restaurante
  • dan
  • refapal
  • bod

    Gestión y diseño Web bemood diseño web Palencia