Ciencias de la naturaleza del siglo pasado Nórtico, noticias en Palencia, Valladolid y Cantabria

noticias palencia turismo

clinica alvaro celada

Ciencias de la naturaleza del siglo pasado

Los métodos de enseñanza han variado mucho en las últimas décadas, ¿Hasta qué punto es así?

Es innegable que los métodos de enseñanza han variado mucho en nuestro país en las últimas décadas; lo mismo ocurre con el contenido de las diversas materias. Asimismo, han tenido lugar numerosos cambios de orientación en cuanto al modo de concebir y regular la enseñanza en su conjunto. Pero, ¿hasta qué punto es así? A veces resulta conveniente beneficiarse de la perspectiva que nos brinda el tiempo para dar buena cuenta de lo que de otro modo pasaría inadvertido. Y, claro está, los documentos escritos son una valiosísima llave que nos permite acceder al pasado como ningún otro medio. Hoy, me gustaría ofrecer algunas pinceladas de lo expuesto en un curioso librito de Ediciones Bruño que llegó hace algún tiempo a mis manos, no recuerdo de qué modo. Se trata de un manual de clase, un libro de texto del siglo pasado, cuya fecha de publicación no aparece por ninguna parte. A primera vista, y tomándonos ciertas libertades, supongo que podríamos datarlo aproximadamente en 1947, fecha que figura en una especie de ticket de algo llamado Calendario del Rosario que encontré en su interior. Quizá la datación sea errónea y el papelito adjunto no tenga nada que ver con el libro, quién sabe. El ejemplar lleva el siguiente título: “Elementos de Ciencias de la Naturaleza. Segundo curso”. Desde el mismo momento en que lo abrí me fascinó, suscitando en mí diversas reflexiones sobre el modo de enseñar del pasado en nuestro propio país. Creo que es el momento de echar de nuevo un vistazo a esta joya del pasado para compartir con vosotros algunas de las lecciones que contiene. Para ello, transcribiré y contextualizaré a continuación algunos de los fragmentos que, por un motivo u otro, más han llamado mi atención. En primer lugar me gustaría destacar algunas de las definiciones preliminares de la lección introductoria al estudio del área de Historia Natural. Las dos primeras dicen así: “381 Todo lo que existe se denomina ser. Dios es el ser increado, ha existido y existirá siempre. Todos los demás seres son criados por Dios y los llamamos criaturas. 382 Los seres criados son de dos especies; espirituales y corporales. Los espirituales son los ángeles; los corporales son los que constituyen el mundo”. A esto le sigue una exposición de la naturaleza a la vez espiritual y corporal del ser humano, criatura con cuerpo y alma. Posteriormente se distingue entre seres naturales y artificiales, algo que hoy en día ya nos encajaría un poco más como parte de un libro de ciencias naturales. Esta clase de propedéutica, acorde por una parte al contexto de aquel tiempo, resulta impensable ahora. Encontramos aquí en mi opinión una primera evidencia de lo mucho que ha cambiado la educación, pero también la ideología imperante y la sociedad en su conjunto. A continuación, daré un salto hasta el área de Fisiología donde, a la descripción y análisis de algunos de los principales órganos y sistemas del cuerpo humano, le siguen lecciones tituladas El aire y la habitación, Ejercicio corporal, Higiene corporal y Vestidos y baños, entre otras. En ellas se nos da una definición de higiene, de lo que es y lo que implica vivir en un entorno higiénico y salubre, así como numerosos consejos de salud y descripciones de conductas y hábitos saludables y perniciosos. He aquí algunos de los consejos de higiene que, de forma salteada, aparecen en las lecciones finales: “No trasnochar ni dormir en establos donde haya animales.” “Preferir siempre, a cualquier otro medio de iluminación, la luz eléctrica, que no vicia la atmósfera.” “Casa higiénica es la que tiene habitaciones amplias, altas, secas y bien ventiladas, en la que la luz penetra hasta el interior; está alejada de lugares pantanosos y, sobre todo, brilla en ella la limpieza.” “No dormir nunca en alcobas en las que haya plantas con flores o sin ellas, porque sobre todo durante la noche desprenden mucho gas carbónico.” “El abuso de los alcoholes es perniciosísimo; disminuye la memoria, acarrea la locura y abrevia la vida.” “También han de evitarse las emociones fuertes y pasionales.” “Ejercicios higiénicos son también los deportes y juegos, como los de pelota, barra, marro, balón, tenis, la argolla, la equitación y la caza.” “No deben usarse vestidos ajenos si no están bien lavados y desinfectados.” “Respecto al uso de los perfumes, está reconocido que hacen al hombre afeminado y flojo. El mejor olor es no despedir ningún olor; se recomienda por su baratura.” En suma, me pareció curioso cómo el manual sirve a la vez para enseñar ciencias naturales y a modo de elemento de adoctrinamiento e instrucción de los jóvenes, haciéndoles conocedores y partícipes de una serie de usos y costumbres ajustados a la época. Por cierto, ¿os habéis fijado? ¡Ya sabemos de dónde viene el mito de que dormir con plantas es malo! ¡Ah, y lo de los perfumes me hizo mucha gracia! En definitiva, es bien cierto que una de las materias que más ha cambiado con el paso del tiempo es la de las Ciencias de la Naturaleza. Medio siglo atrás, muchos de los contenidos que hoy en día estudian nuestros bachilleres aún se desconocían. Pero, al margen de eso, los giros acontecidos en nuestra sociedad y en particular en el ámbito de la educación han sido enormes. El estilo, el tono, la ideología y el contenido de algunos de los pasajes expuestos en este manual dejan constancia de ello. Hoy simplemente quería hablar un poco de esta obra, aunque no descarto volver a rescatarla del hueco que tiene en mi pequeña colección para comentar algún otro de los pensamientos que me vinieron a la mente el día que me hice con ella. ¡No tengáis reparo en comentar! ¿Os parece que la educación ha cambiado significativamente en las últimas décadas? ¿En qué aspectos? ¿Qué áreas han sufrido más el paso del tiempo, en vuestra opinión? ¿Alguna anécdota sobre la educación en el pasado? ¡Queda abierto el debate!

Patrocina esta sección:

  • refapal
  • car
  • el-brezo-restaurante
  • bod
  • dan
  • sol

    Gestión y diseño Web bemood diseño web Palencia