noticias palencia turismo

clinica alvaro celada

La XII Feria de la Cebolla de Palenzuela, organizada por la Asociación Promotora de un Distintivo de Reconocimiento para la Cebolla de Palenzuela y el Ayuntamiento, se celebra este año el 11 de octubre. La programación de este evento incluye un pasacalles y apertura de puestos (11.00 horas), la bienvenida a las autoridades en la Plaza Mayor (12.30 h.), una misa cantada en la iglesia de San Juan Bautista (13.00 h.), la inauguración de la feria y entrega de la Cebolla de Honor a la Delegación Territorial de la Junta en Palencia (13.45 h.), degustación de platos elaborados con cebolla de Palenzuela (14.00 h.), sorteo de cestas con productos de la feria entre los participantes en una encuesta sobre la cebolla (15.00 h.), danzas regionales a cargo del Grupo de Danzas de la Diputación de Palencia (17.00 h.), concierto de música folk del grupo d’Campos Folk y, posteriormente, baile en la plaza (17.45 h.) y cierre de la feria (21.00 h.). Durante la celebración de la XII Feria de la Cebolla habrá una jornada de puertas abiertas en el museo de la localidad, un campeonato de pesca en las lagunas de Palenzuela y juegos recreativos para los más pequeños. Revalorizar la producción local y comarcal de cebollas y revitalizar y consolidar el tejido económico de la comarca, diversificándolo a través de una posible comercialización diferenciada de la producción actual por parte de los propios productores, es uno de los objetivos del colectivo promotor, junto con la obtención de la marca de garantía para la estrella de su huerta. El 11 de octubre hay una cita con los “cebolleros” –nombre por el que se conoce a los habitantes del municipio cerrateño– que no hay que perderse.
FERNANDO FRANCO JUBETE A pesar de que los españoles vivimos más en la calle que la mayoría de los europeos, por razones climatológicas, y hemos inventado el tapeo y la comida informal, no somos demasiado aficionados a comer en la calle, porque las ordenanzas no nos lo permiten más que en las fiestas y en lugares autorizados para ello. Es muy probable que, si las normativas de circulación permitieran, con mayor tolerancia, el desplazamiento por carretera de las atractivas furgonetas de comida callejera y las ordenanzas municipales su estacionamiento y actividad fuera de fiestas y aparcamientos inhóspitos, nos incorporaríamos a esta nueva tendencia culinaria que nos llega con fuerza inusitada de América (USA, Canadá, México) y Australia. Es cierto que estamos muy lejos de la posibilidad de aparcar en cualquier calle de cualquier ciudad, cualquier día y ofrecer comida de calidad, no los perritos y fastfood que comen a diario millones de norteamericanos. Hemos empezado por la decisión de reconocidos chef de ofrecer sus excelencias culinarias, más por hobby o divulgación popular, que como negocio estable. Salvo el navarro Koldo Royo, que ha cambiado sus éxitos en restaurantes deslumbrantes por vender singulares perritos en su “foodtruck Jaitxicha”. En los últimos sanfermines ha vendido 40.000. Así es que los “foodtrucks” han llegado para quedarse. Más aún, podríamos decir que es un auténtico movimiento imparable con la incorporación de muchos jóvenes emprendedores profesionales de la cocina o aficionados deseosos de vivir de ella. Siempre es más barato montar una cocina en una furgoneta que abrir un restaurante. El problema es que no existe, aún, una normativa nacional para este negocio, que una buena furgoneta moderna y homologada, con todas sus modificaciones detalladas en su ficha técnica, tiene un coste elevado y que es necesario disponer de un local en el que preparar y precocinar los alimentos que se van a servir. En MadrEAT, el principal evento y convocatoria periódica de “foodtrucks” que se celebra en España, el tercer fin de semana de cada mes en el área Azca junto a Torre Picasso, la Consejería de Sanidad de Madrid exige que todos los participantes tengan en Madrid un local de elaboración. Aunque luego venda los alimentos elaborados en un “foodtrucks” que no puede circular, en una caravana, un container, un carrito o un tenderete o carpa. Eso sí, exigen un proyecto ilusionante, un concepto que lo haga especial y calidad gastronómica. Porque MadrEAT pretende ser un mercado abierto de comida en el que los chefs, caterings y empresas alimentarias puedan testar nuevos conceptos gastronómicos, un laboratorio de pruebas, un espacio de apoyo a jóvenes cocineros y empresarios de la alimentación gourmet y artesana. Quizá estas razones han captado a un numerosísimo público foodie, entusiasta y apasionado por la buena comida, que llena el primer Mercado Gastronómico de comida callejera y al que se han asociado unos cien cocineros. Todos con sus webs, blogs y redes sociales muy trabajados, para divulgar la oferta innovadora, la presencia en eventos y atraer seguidores. Para potenciar, defender y legalizar la comida callejera se ha creado la Asociación Street Food Madrid formada por distintos profesionales que están determinados a implantar en Madrid el concepto ‘gastro’ que arrasa en Europa y en el mundo: la ‘comida callejera’ en su versión más innovadora y creativa. Para ello trabajan impulsando un cambio legislativo que abra la calle al talento gastronómico español y promocionan el emprendimiento en clave street food. Como el éxito se vaticina, los emprendedores avispados crean negocios. Ya existe una plataforma online “Food Truck Ya”, en la que se puede contactar con proveedores de vehículos, de materiales de cocina o con organizadores de eventos de diferentes regiones. “Food Truck System” o “Mundo Tracción” empresas dedicadas a adaptar, equipar y homologar todo tipo de vehículos, varias empresas de alquiler de vehículos, container y carpas, de menaje desechable de diseño, de transporte y entrega en domicilio de la comida de los mercados callejeros, etc. En las fiestas de San Antolín vivimos la experiencia en un aparcamiento sin sombra, sillas ni mesas y con una escasa oferta típicamente festera, reducida calidad para un elevado precio, en foodtruks alquilados que llegaron transportados en tráiler. Pero, para compensar, vinieron los de la Vermuneta, que concursaron en la tele, y David Ramos nos ofreció en su Morcillería sus excelentes morcillas de Villada y las tapas singulares que elabora con ellas.
La Asociación de Gourmets de Palencia entregó el pasado 18 de agosto el galardón al mejor restaurante del año 2014 al establecimiento Alquira, ubicado en Tordesillas y cuyo jefe de cocina es Cristóbal de Lózar, en el marco de la decimoquinta edición de la gala que organiza dicho colectivo. De Lózar es hijo de Jeremías, gerente del restaurante Torreón, también en Tordesillas, y acaba de finalizar su formación en el prestigioso Basque Culinary Center. Este joven cocinero se perfila como una de las promesas entre los fogones de nuestra región, aunando magistralmente tradición y modernidad, así como el trato excepcional de los productos de mayor calidad y el arte de la cocina a la brasa. En el transcurso de la gala se hizo entrega de una mención especial a Mariano García, de Bodegas Mauro, que en la cena celebrada en Alquira fue uno de los invitados de honor, junto a Jeremías.
Aunque ha ido perdiendo fuelle, la Feria de Día –actividad que se denominó en su día “De tapas por Palencia” y que consiste en la instalación de casetas gastronómicas en distintos puntos de la ciudad durante las fiestas de San Antolín– aún se sostiene y en esta edición contará con 19 puestos. En la Plaza Abilio Calderón ubicarán “delegaciones” los siguientes establecimientos: Cervecería Flandes, San Remo, Gallery, Royal, Cervecería El Cristo y Brasilia. En Pío XII se situarán las casetas de Casco Viejo, El Batán, M-Dos, Caña-Caña, El Rincón de Istambul, Casero y Bar Javi. En la zona del Salón se colocarán las de Bar Aída, Cervecería Metropolitan, P 21, La Aldea y Milano Pizzería. Y, por último, en la parte trasera del hotel Rey Sancho estará El Jardín de La Ribera. La Feria de Día, que está organizada por la Asociación de Empresarios de Hostelería de Palencia, estará abierta del 28 de agosto al 6 de septiembre.   Otras opciones Por otro lado, un total de 50 establecimientos hosteleros ofrecerán en sus propias sedes menús especiales, tapas y/o pinchos durante la Semana Grande de Palencia. Una propuesta que promueve el otro colectivo de hosteleros existente en la capital, la Asociación General de Hostelería, que depende de la Confederación Palentina de Organizaciones Empresariales (CPOE). El precio de los menús lo fijan los propios negocios, mientras que el de la tapa (2,50 euros, bebida incluida) y el del pincho (1 euro, bebida aparte) son comunes para todos. En esta iniciativa participan Bariloche (menú, 18 euros, y tapa), Bora Bora (pincho), Brasilia (menú, 15 euros, y tapa), Café Plaza (tapa y pincho), Café Royal (tapa y pincho), Casa Lucio (menú, 36 euros, y pincho), Casado (menú, 25 euros, tapa y pincho), Casino (menú, 25 euros), Castilla Vieja (menú, 30 euros, y tapa), Central (menú, 18 euros, tapa y pincho), Cereaduey (tapa), Cervecería Balmes (tapa), El Caserío (tapa), Cervecería Flandes (tapa y pincho), La Pinta (menú, 14 euros, tapa y pincho), Cervecería Plaza Mayor (menú, 29 euros, tapa y pincho), Deimos (tapa y pincho), Don Jamón (menú, 29 euros, tapa y pincho), Duke (menú, 25 euros, tapa y pincho), El Batán (tapa y pincho), El Majuelo (menú, 18 euros, y tapa), El Perejil (menú, 22 euros, y tapa), El Rincón (tapa y pincho), El Rocío (menú, 13 euros, tapa y pincho), El Trigal de la Martina (menú, 18 euros, y tapa), El Vino Divino (menú, 25 euros, tapa y pincho), Gambrinus-Las Calabazas (menú, 25 euros, y tapa), Gloria Bendita (menú, 30 euros), La Abadía (menú, 22 euros, tapa y pincho), La Brasería (tapa y pincho), La Cántara (menú, 20 euros), La Encina (menú, 36 euros), La Esquinita (tapa y pincho), La Fontana (menú, 18 euros, tapa y pincho), La Fragua (menú, 18 euros), La Galería (tapa y pincho), La Parrilla Plaza Mayor (tapa y pincho), La Rocha (tapa y pincho), La Tapería del 10 (menú, 29 euros, y tapa), La Traserilla (menú, 30 euros, y tapa), La Venta (tapa y pincho), Las Hurdes (menú, 18 euros, y tapa), Los Candiles, Maño (menú, 21 euros, y pincho), María Cristina (menú, 18 euros), Mokalia (tapa y pincho), Mokalia Tres (menú, 11 euros, tapa y pincho), Nuevo Bugatti (tapa), San Pablo (menú, 11 euros) y Taberna Plaza Mayor (menú, 25 euros, y tapa).
Raquel cabeza es la promotora y fundadora de Pastas Uko de Cervera de Pisuerga –desde 1958– y alma y vida de esta empresa norteña. Siempre animosa y emprendedora, ve la parte buena de las cosas en todo lo que hace. Así ahora, en estos difíciles tiempos que nos ha tocado vivir, ella dice apenas haberlos sentido porque mantiene la misma plantilla de trabajadores que tenía hasta 2008, pero innovando y mejorando siempre el proceso productivo de sus conocidos dulces. Su fábrica de Cervera de Pisuerga creada en 1988, ha ido transformándose y adaptándose a las nuevas exigencias del mercado y sus productos también, con nuevas referencias. Aunque sus “marcas” más conocidas siguen siendo los Socorritos, las Pastas finas de té y las Pisuerguinas principalmente, también comercializan otras como Toribiucas, los Tortos de azúcar y almendra,… que van adquiriendo su preponderancia en el mercado. Un mercado que ya se extiende por todas las provincias limítrofes y algunas otras como Guipúzcoa, Madrid, etc. Y en los espacios de la Selección Gourmet de El Corte Inglés de toda España. Además de en cuantas Ferias de Alimentación se organizan en nuestra provincia y las más cercanas a lo largo del año.
La Asociación de Empresarios de Hostelería de Palencia ya ha abierto de la convocatoria para que los bares y restaurantes de la capital palentina interesados en participar en la Feria de Día de las fiestas de San Antolín cursen la pertinente solicitud. El plazo de inscripción finaliza el 24 de julio. La Feria de Día, denominada “De tapas por Palencia”, consiste en sacar a la calle una caseta, donde se servirá una tapa oficial con bebida al precio de 2,50 euros. Los establecimientos adscritos también tienen la posibilidad de ofrecer cinco productos más al precio que consideren oportuno. Los interesados deberán dirigirse a la sede de la Asociación de Empresarios de Hostelería para recoger la documentación necesaria para participar en esta convocatoria.  
Esta quesería, ubicada en Moslares de la Vega, produce queso de vaca, mezcla de vaca y oveja y 100% de oveja El grupo Tecnipec, uno de los referentes en soluciones agroganaderas de Castilla y León a lo largo de sus más de 30 años de trayectoria, adquirió a finales de 2014 la fábrica de quesos ubicada en la localidad palentina de Moslares de la Vega, que llevaba dos años sin funcionar, con el objetivo de dinamizar la actividad económica en el medio rural. Quesos Lavega es la marca de esta nueva empresa en la que se prevé invertir 3 millones de euros en los tres primeros años de rodaje y producir inicialmente 400 toneladas de producto, un volumen que se irá incrementando progresivamente. Esta quesería, que se abastece de las ganaderías de la comarca saldañesa, produce queso de vaca, mezcla de vaca y oveja y 100% de oveja, este último pasteurizado o elaborado con leche cruda. Y, de momento, ya se han contratado a 10 personas de la zona. En estos momentos Tecnipec está tejiendo una red de distribución para comercializar las variedades de Quesos Lavega a nivel provincial, regional y nacional. Productos que se podrán adquirir en la mayoría de los establecimientos de la provincia de Palencia y de toda Castilla y León, y progresivamente en todo el territorio español. También se pueden comprar en su página web (www.quesoslavega.es). Las instalaciones de la Quesería Lavega, cuenta con un punto de venta y una tienda-cafetería en la que se pueden degustar y adquirir las distintas variedades. Tecnipec, con más de 80 trabajadores, tiene presencia en las provincias de Palencia y Valladolid y cuenta con cinco centros de fabricación, transformación y almacenamiento de productos agrícolas y ganaderos.
La Fábrica del Canal de Abarca de Campos se inaugurará el 23 de julio y reabrirá sus puertas al público al día siguiente como espacio gastronómico y cultural. Esta antigua harinera del siglo XIX, promovida por el abogado y economista palentino Fernando González, ofrecerá distintas propuestas: restaurante, museo, exposiciones, conferencias, pop up, música en vivo, etc. La rehabilitación del espacio ha tenido en cuenta que se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC), en cuyo interior alberga toda la maquinaria suiza de la antigua fábrica de harinas. Por ello, se ha querido mantener ese espíritu vintage haciendo guiños de modernidad con el mobiliario y la iluminación. Esta labor de restauración se ha acometido por el equipo formado por los arquitectos Adam Bresnick, Miguel Peña y José Antonio Salvador. Sonia Fuentes, chef y asesora gastronómica del ICEX, ha creado una carta polivalente según el tipo de comensal. Para los estómagos más frugales, una "trilla" a base de minifritatas de calabacín, ajo blanco, croquetas de bacalao, naranja, sésamo, etc. Y, si se dispone de más tiempo, se ha diseñado un menú a base de recetario tradicional palentino cedido por la Academia de Gastronomía de Palencia: huevos con fideos, menestra de verduras, lechazo churro asado, arroz con leche o torrijas con pan de la zona son entre otras las propuestas culinarias. Este festival de sabores estará elaborado por el chef internacional Gustavo Greco, formado en Argentina y España y con gran trayectoria profesional. Fernando González, nacido en Villota del Duque, ha sido el promotor de espacios singulares tales como La Capilla de Brihuega (Guadalajara), recientemente premiado por Su Majestad La Reina Doña Sofía con la mención especial de los Premios Europa Nostra 2013. La Fábrica del Canal espera convertirse en referente de la arquitectura industrial española.  


Patrocina esta sección:

  • car
  • sol
  • dan
  • refapal
  • el-brezo-restaurante
  • bod

    Gestión y diseño Web bemood diseño web Palencia