Centro de Fisioterapia Castellano

Llámanos: 979 700 802

Vendaje Neuromuscular: Kinesio-Taping

El vendaje neuromuscular es una técnica que utiliza unas bandas elásticas y adhesivas que intervienen  en el organismo a través de los receptores de la piel. 

Podemos actuar así sobre la propiocepción, la postura, el dolor, la circulación, y sobre el funcionamiento muscular y nervioso.

Una ventaja de este tipo de vendaje es que permanece adherido sobre la piel varios días, ya que es resistente al agua, por lo que el efecto de estimulación es continuo mientras la banda siga pegada.

APLICACIONES:

  1. Aplicación muscular: Es útil en estados musculares  de tensión demasiado elevada, o demasiado baja también.  Lo podemos aplicar igualmente en lesiones musculares (roturas fibrilares, hematomas,  etc.)  El vendaje contribuye a la normalización del tono muscular, disminución del dolor si lo hubiera, mejora del rendimiento muscular, y curación más rápida de una lesión.
  2. Sistema ligamentario: Se aplica en tendones lesionados (esguinces) o demasiado solicitados. En este caso, las vendas se adhieren con una mayor tensión que en el caso de aplicación muscular, consiguiendo así una mayor estabilidad y resistencia de los ligamentos, e igualmente disminución del posible dolor y curación más rápida.
  3. Sistema de corrección: Este tipo de aplicación es útil tanto en correcciones articulares, (por ejemplo en casos en los que queremos corregir la posición de la rótula), como en correcciones fasciales, mejorando la elasticidad y movilidad de éstas, y por tanto mejorando el dolor y la postura.
  4. Sistema linfático: El efecto sobre el sistema linfático se explica gracias a las características de las vendas: elásticas y adhesivas.  Pegadas con una cierta tensión, éstas tienden a retroceder como cualquier elástico al soltarlas, creando una ligera “elevación” de la piel y aumentando el espacio subcutáneo, por el que pasan vasos sanguíneos y linfáticos. La circulación de sangre y linfa se vuelve entonces más sencilla. Este efecto se potencia con los movimientos del cuerpo, que con las vendas pegadas, crea un “bombeo” adicional a través de la tensión de la piel.  Este efecto de drenaje linfático se mantiene mientras que las tiras continúen pegadas a la piel.