Centro de Fisioterapia Castellano

Llámanos: 979 700 802

Bronquiolitis

La bronquiolitis es una enfermedad viral respiratoria que afecta a los bronquios más pequeños, y que aparece sobre todo en los bebés de 1 mes hasta 2 años. La mayoría de los casos son benignos, siendo pequeño el número de niños que terminan siendo hospitalizados.

Las temporadas de mayor riesgo son otoño e invierno, los síntomas suelen recurrir en 5 o 10 días y su tratamiento es fundamentalmente sintomático.

¿Cuáles son los síntomas y cómo detectarla en nuestro bebé?

El primer síntoma suele ser rinitis (nariz congestionada), con secreciones claras y tos, que suele seguirse de fiebre moderada y dificultades para que el niño haga sus tomas.  Cuando el bebé respira se escuchan ruidos respiratorios, la respiración es más rápida de lo normal, insomnio, lloros y agitación.

¿Cuál es el papel de la fisioterapia respiratoria en las bronquiolitis?

La fisioterapia respiratoria ayuda al bebé a evacuar las secreciones que le dificultan la respiración, esto se consigue mediante unas técnicas completamente inocuas para el niño: Aceleración del flujo espiratorio, drenaje rino faríngeo, tos provocada y extracción de las flemas. Todo esto nos ayuda a liberar las vías aéreas superiores e inferiores que están obstruidas por el exceso de secreciones nasales y pulmonares.

El número de sesiones es variable según el estado del bebé, pero en general entre una y tres suelen ser suficientes para que notemos una mejora en los síntomas antes descritos.

¿Cómo prevenir las bronquiolitis?

Intentar evitar los lugares donde circulan virus: transporte público, grandes supermercados, etc, sobre todo cuando el bebé es recién nacido y en temporada de riesgo. Evitar el contacto con adultos o con otros  niños del entorno o de la familia que puedan estar resfriados.

Si debemos manipular al bebé estando nosotros resfriados, lavarse bien las manos antes, o ponernos mascarilla en caso de toser mucho.