Manuel Herrero Fernández, obispo de Palencia: “Los obispos y sacerdotes no estamos por encima de nadie” Nórtico, noticias en Palencia, Valladolid y Cantabria

noticias palencia turismo

¿Qué hacemos hoy?

Próximos Eventos – Agenda Provincial de Palencia

Agenda de la Diputación de Palencia
  • Romería de la Virgen de Valdesalce en Torquemada
    Cada año, el 21 de septiembre, se celebra la romería hasta la Ermita de Valdesalce llevando en procesión a la virgen, acompañada de los danzantes El día grande de las Fiestas de San Mateo es el 21 de Septiembre, cuando se realiza una romería en honor a la Virgen de Valdesalce, que tiene multitud de […]
  • III Certamen Nacional de Pintura Rápida del Brezo
    III Certamen Nacional de Pintura Rápida del Brezo en Santibáñez de la Peña 🔊 ESCUCHAR esta información - Accesibilidad

RSS de noticias de

clinica alvaro celada

Manuel Herrero Fernández, obispo de Palencia: “Los obispos y sacerdotes no estamos por encima de nadie”

La Catedral de Palencia acogió el pasado 18 de junio la ordenación del cántabro Manuel Herrero (Serdio-Val de San Vicente, 1947) como obispo de la diócesis palentina.

Herrero –de trato campechano, afable y cercano, con un pronunciado acento propio de su tierra y familiar del cantante David Bustamante– había ejercido hasta la fecha como profesor del Instituto Teológico de Monte Corbán de la diócesis cántabra, vicario general y párroco de Nuestra Señora del Carmen de Santander. El nuevo prelado de Palencia es partidario de que hombres casados o con hijos, “que sientan la llamada de Dios”, celebren oficios religiosos, lo que se conoce como diaconado masculino permanente. Y en esta entrevista subraya que la proclamación como santo de Manuel González “es un acicate para seguir su estela”.

JOSE ROJO

Pregunta. ¿Su condición de agustino le influye a la hora de tomar determinaciones al frente de la Diócesis de Palencia?

Respuesta. Directamente no, pero toda formación te va configurando la forma de ser y, sobre todo, el ejemplo de San Agustín y de toda la trayectoria de la orden.

P. Una de las primeras decisiones que ha adoptado es cambiar como lugar de residencia el Palacio Episcopal por el antiguo seminario.

R. Eso lo hice por mi trayectoria. Los agustinos vivimos en comunidad y yo no me arreglaría ni me adaptaría viviendo solo.  

P. ¿Qué otros cambios, ya de índole general, va a intentar provocar?

R. Lo primero que hemos hecho es marcar unos objetivos concretos porque no se puede trabajar “dando palos al aire”; hemos llevado eminentemente al sacerdocio tres acentos: la familia, los jóvenes y las vocaciones.

Aparte de suplir las emergencias en algunas parroquias, he convocado al Consejo Presbiteral, que es como el Senado del obispo, para elegir y ratificar a los arciprestes. Y, próximamente, convocaré el Congreso Pastoral Diocesano, que es como una fotografía reflejo de toda la diócesis, donde están sacerdotes y laicos, con el fin de que este órgano no sólo sea consultivo, sino que las decisiones que allí se adopten se haga de forma consensuada y resolutiva.

P. Ha pedido a los sacerdotes que evangelicen para fomentar la conversión de las personas…

R. Esa conversión supone abrirse a la buena noticia de Jesús, vivirla con alegría y contagiarla.

P. ¿La pérdida de feligreses es una de las mayores preocupaciones de la Iglesia?

R. El número no nos preocupa ni nos agobia; buscamos la calidad de los feligreses, que no sean de los que “donde va Vicente va la gente”, sino que vivan la fe, la sientan y la comuniquen. Es decir, que se impliquen más en la formación, en la celebración y en la vida; ser coherentes; que no haya divorcio entre la fe y la vida.

P. La ordenación sacerdotal flaquea…

R. Sí. Tenemos muy pocos seminaristas; actualmente hay cuatro. Ésta sí que es una de nuestras preocupaciones. Si toda familia busca perpetuarse, la Iglesia también; necesitamos sacerdotes. Además, en la diócesis de Palencia la edad media es muy alta: 71 años. Hay muchos mayores y no tenemos suficientes curas para atender a todas las parroquias. Ayer –8 de noviembre– enterré al párroco de Cervera, Luis María Caminero, de 66 años…

Hay que pedir vocaciones “a Dios rogando y con el mazo dando”, es decir, poner por nuestra parte todo lo posible para que haya gente que se plantee la vocación sacerdotal.

P. ¿A qué achaca que las vocaciones se hayan diluido con el paso del tiempo?

R. Hay muchas causas, y todas complejas. Una de ellas es que la mayoría de las familias sólo tienen uno o dos hijos. Otra es que, a veces, la propuesta no ha sido clara por parte de la Iglesia. Y, también, la pérdida de estima social por ser cura.

La vocación es una llamada de Dios al hombre y una respuesta del hombre, aunque haya mediaciones. 

P. Las diaconisas podrían ser una alternativa… ¿Esta opción está totalmente descartada?

R. No. El Papa ha dicho que se está estudiando esta posibilidad.

P. ¿A usted le parecería una alternativa acertada?

R. Hay que verlo y estudiarlo. Yo no la deshecho. Lo que sí deseo es fomentar el diaconado masculino permanente; es decir, que, sin ser un paso para el sacerdocio, hombres casados o con hijos que sientan la llamada de Dios sean admitidos para celebrar oficios religiosos. En la Diócesis de Palencia tenemos uno: el belga Ton Broekman.

P. Los agustinos, por norma, no poseen bienes propios, pero “haberlos haylos”, si no personales sí de la comunidad. ¿Es partidario de poner a la venta inmuebles de la Iglesia desacralizados, semiderruidos o en ruinas?

R. ¿Quién los iba a comprar? (Risas). En la Diócesis de Palencia contamos con cerca de 750 templos, incluidas las ermitas. Hay muchos que son patrimonio cultural artístico de los que la Iglesia no puede desprenderse. Hay otros que merecen la pena ser conservados y otros que no porque están semiderruidos y lo único que traen son gastos. Lo que solemos hacer con algunos templos desacralizados es cederlos por un período de tiempo a ayuntamientos para un uso social, tal es el caso de San Pedro Cultural o el Museo de la villa romana de La Olmeda. Recientemente, hemos cedido al Ayuntamiento de Ribas de Campos la abadía de Santa Cruz.

P. ¿La apertura de los templos a los visitantes es una asignatura superada en Palencia?

R. Yo creo que sí. Tenemos convenios firmados con la Diputación y la Junta para abrir esos templos en verano, fechas festivas y períodos vacacionales.

P. Si tuviera que elegir una sola iglesia palentina, ¿cuál resaltaría?

R. Lógicamente, me quedaría con la Catedral de Palencia. Es el primer templo de la diócesis y artísticamente concentra casi todos los estilos.

P. ¿Con la iniciativa La Bella Reconocida, con la que se pretende poner en valor la Catedral y atraer así a más visitantes, se ha conseguido el éxito esperado?

R. Me parece un buen eslogan, pero hay que saber vender la Catedral. Eso de que “el buen paño en el arca se vende”, no; hay que sacarlo porque hay veces que en el arca se apolillan las cosas.

Yo creo que a la Catedral de Palencia le falta dinamización y una buena campaña de promoción para darla a conocer y que los visitantes descubran las maravillas que guarda.

“Para poder cosechar hay que sembrar”. Hay que buscar un marketing que llegue.

P. Aguilar de Campoo ha sido elegida sede de Las Edades del Hombre para 2018…

R. Ha sido una alegría para toda la diócesis, por descontado. Vamos a ver cómo se materializa porque aún no sabemos cómo se va a diseñar.

P. ¿La parroquia de San Miguel va a ser el único escenario del montaje de esa exposición?

R. Aún está sin concretar. Yo pienso que un segundo escenario sería necesario… Pero eso dependerá de los técnicos. 

P. ¿Qué supone haber proclamado santo a Manuel González, nombrado obispo de Palencia en 1935 y que falleció cinco años más tarde?

R. Una alegría para todos y un reconocimiento de la bondad y del espíritu cristiano y ciudadano de este hombre. Y también es un acicate para que nosotros sigamos su estela.

P. ¿El Papa Francisco está revolucionando la Iglesia?

R. Él es un portavoz de la Iglesia. La revolución tiene que venir desde la fe y Jesucristo. Él recuerda muchas cosas que ya estaban en la Iglesia y las lleva a un primer plano.

Los obispos y sacerdotes somos hermanos de los demás cristianos y tenemos una función servil a los demás; no estamos por encima de nadie.

P. Pero él hace declaraciones que nunca antes se habían escuchado. Por ejemplo, que la Iglesia debe abrazar a las personas divorciadas y gays…

R. Quizás, porque antes los gays vivían en el armario y los divorciados eran minoría. La Iglesia siempre ha acogido a estas personas, pero antes no se tenía la actual repercusión pública. La Iglesia no juzga; ni siquiera en las confesiones, porque el que se acusa es quien se confiesa.  

P. ¿Dentro de la Iglesia se acatan las “órdenes” del Santo Pontífice aunque no se compartan?

R. El Papa no es de “ordeno y mando”, sino que señala un camino en el que, poco a poco, todos vamos entrando, aunque al principio pueda haber ciertas reticencias de unos. Todo lleva su tiempo.

Sí que subrayo que hay más libertad dentro de la Iglesia que en cualquier partido político. 

P. Hoy –9 de noviembre– nos hemos despertado con la noticia de que Donald Trump ha sido elegido nuevo presidente de Estados Unidos. ¿Qué le parece?

R. No he seguido la campaña electoral de Estados Unidos.

P. ¿A usted le da la sensación de que el mundo navega sin rumbo, que va a la deriva?

R. Yo personalmente creo que no. Creemos que el timón del mundo lo llevamos los hombres, o que el de nuestra propia vida lo llevamos cada uno de nosotros, y en eso estamos equivocados. Al final está la providencia de Dios y nuestra libertad. Dios no nos ha dejado de su mano. Dios ama a los hombres y ama al mundo. Y a veces le podemos cerrar la puerta, pero él entra por la ventana o por una rendija.

P. La llegada de inmigrantes a España ha traído consigo otros tipos de fe religiosa.

R. La libertad religiosa es fundamental y cada uno tiene que proceder según su conciencia. Yo valoro lo que hay de verdad en cada una de las religiones. La verdad no es posesión de unos y negación de la de otros. La verdad es poliédrica.

Yo abogo por el diálogo, la comprensión y el trabajo en común entre las distintas religiones.

Personalísimo

“Soy un poco brusco en la expresión, pero no de corazón”
  • Signo del horóscopo… No me acuerdo; nací el 17 de enero.
  • Vicio confesable… La música.
  • Película para recordar… ‘El manantial de la doncella’, de Ingmar Bergman.
  • Actor… Los del ‘Oeste’.
  • Actriz… Ninguna en especial.
  • Animal… El perro y el gato.
  • Color… Azul.
  • Libro predilecto… La Biblia.
  • Coche que tiene… Ninguno propio. Utilizo el del Obispado, un Volkswagen Passat con 325.000 kilómetros.
  • En cuestión de cocina se muere por… Unos huevos fritos con patatas fritas y un poco de chorizo.
  • La canción que le levanta el ánimo se titula… Las de mi tierra; el folclore cántabro.
  • En su relación con las personas no soporta… La doblez.
  • Por el contrario, valora… La sinceridad.
  • Siente envidia sana por… Ser mejor de lo que soy.
  • Rasgo que le define… Soy trabajador y procuro ser buena persona.
  • Su gran defecto… Ser un poco brusco en la expresión, pero no de corazón.
  • Su mejor sueño… Lo del Apocalipsis: una ciudad nueva, una sociedad nueva, conviviendo como hijos de Dios y hermanos en comunidad.
  • Cuando le presentan a una persona se fija en… Los ojos.
  • Los sábados por la noche disfruta… Durmiendo; me levanto a las 6 de la mañana.
  • El rincón favorito de su casa es… Mi habitación, donde trabajo, donde tengo libros y el ordenador y donde rezo.
  • De Palencia no aguanta… No hay nada que no aguante de Palencia.
  • Y lo que más le gusta de los palentinos es… La acogida. Es gente abierta y noble, como diría Santa Teresa. Lo de buena masa ya se entiende.

Patrocina esta sección:

  • el-brezo-restaurante
  • car
  • refapal
  • bod
  • dan
  • sol

    Gestión y diseño Web bemood diseño web Palencia