Javier Arellano López, director-gerente del centro sociosanitario Hermanas Hospitalarias de Palencia: “Palencia puede presumir de que es una sociedad tolerante e integradora” Nórtico, noticias en Palencia, Valladolid y Cantabria

noticias palencia turismo

¿Qué hacemos hoy?

Próximos Eventos – Agenda Provincial de Palencia

Agenda de la Diputación de Palencia
  • Fiestas de Ntra. Sra. de Garón en Antigüedad
    Fiestas de Ntra. Sra. de Garón en Antigüedad Día 22 de septiembre (viernes) 00:00h.Pasacalles de peña acompañados por los dulzaineros de Terrileja. 00:15h. Chupinazo y traca de inicio de fiestas e imposición de escarapelas en los estandartes y pendones. 00:30h. Verbena a cargo de la Orquesta Jaque Mate. 02:30 h.Chocolatada a cargo de la Peña […]
  • Abierta inscripción del curso de Lengua de Signos para jóvenes
    La Diputación abre el plazo para que los jóvenes puedan inscribirse en un curso de comunicación de lengua de signos española que se desarrollará en la capital de octubre a diciembre El Servicio de Juventud de la Diputación, desde la Escuela Provincial de Animación Juvenil y Tiempo Libre, tiene abierto el plazo hasta el 25 […]

clinica alvaro celada

Javier Arellano López, director-gerente del centro sociosanitario Hermanas Hospitalarias de Palencia: “Palencia puede presumir de que es una sociedad tolerante e integradora”

Javier Arellano (Valladolid, 1975), terracampino de pura cepa, aterrizó en la capital palentina hace tres años para dirigir los designios de los centros sociosanitarios de la orden Hermanas Hospitalarias ubicados en Palencia y Burgos. Anteriormente, trabajó en Ford y Carrefour en el departamento de Recursos Humanos. Hermanas Hospitalarias de Palencia –denominación actual del Complejo Hospitalario San Luis– cuenta con una plantilla de cerca de 400 trabajadores, que atienden a más de 600 personas, de las cuales el 28% son pacientes del área psiquiátrica. La mayoría de los usuarios –más del 70%– son mayores y personas con discapacidad intelectual. Arellano, residente en Valladolid, casado y con una hija de 4 años y un niño de 2, espera mantenerse en este cargo de forma estable y confía en cambiar el modelo de atención asistencial, que ahora tiende hacia la integración; convertir este complejo –gestionado por la citada congregación religiosa desde 1889 y con una superficie construida de 42.000 metros cuadrados– en un centro moderno; y mantener el empleo del mismo. Ésos son sus retos.

JOSE ROJO Pregunta. El 1 de octubre de 2015 será, sin duda, una fecha para no olvidar por las Hermanas Hospitalarias tras haber recibido el centro sociosanitario que gestionan en la capital palentina la Medalla de Oro de la Ciudad de Palencia. Respuesta. Es una fecha que va a quedar en el centro para la posteridad. Palencia tiene mucha trascendencia para las Hermanas Hospitalarias. Esta institución estuvo dividida en España en tres provincias canónicas: Barcelona, Madrid y Palencia. Esta última ocupaba el noroeste del territorio nacional. Además, el centro palentino es uno de los más grandes y uno de los cinco que creó el fundador de la orden, en 1889, y que se ha mantenido hasta hoy. Es raro que encuentres una hermana de la orden en el mundo que no haya pasado por Palencia. Palencia está presente en todo el mundo a través de esta institución.

  1. ¿Qué ha supuesto este reconocimiento para la orden?
  2. Es un punto y seguido en la trayectoria de la institución. Además, ha coincidido con el 125 aniversario, que se conmemoró el año pasado. Las hermanas lo han vivido como un reconocimiento a todas aquellas hermanas que han pasado por aquí y que han sabido hacerse querer por Palencia en un sector tan denostado como la enfermedad mental. Hoy estamos posicionados en Palencia y, de alguna manera, hemos conseguido cambiar la mentalidad de la gente que pensaba que nuestro centro era un psiquiátrico antiguo. Hoy ya no tiene nada que ver con lo que fue. Las hermanas han logrado mirar al futuro, adaptándose a lo que la sociedad las demandaba.
  3. ¿Este centro sigue viviendo de espaldas a la ciudad o ya está plenamente integrado en el día a día de la urbe?
  4. En el pasado la sociedad exigía que a las personas con enfermedad mental se las recluyera en este tipo de centros y se las alejara de la ciudad porque no quería verlas en su vida cotidiana. Afortunadamente, en los años 80 este pensamiento empezó a cambiar a raíz de la reforma psiquiátrica por la que desaparecieron los antiguos manicomios. Quizás, la Medalla de Oro refleja que somos de la ciudad y que estamos integrados en Palencia.
  5. A lo largo de los 125 años de presencia en la ciudad, ¿qué cambio merece el mayor aplauso?
  6. Sin duda, el mantenimiento y crecimiento del empleo. Este centro es una de las empresas palentinas con mayor volumen de plantilla; tenemos cerca de 400 trabajadores. Durante los meses de verano contratamos a cerca de 100 profesionales más e impartimos 20.000 horas de formación externa. Las 17 hermanas que hoy están en el centro son conscientes de la necesidad de contar con esa plantilla de trabajadores para el funcionamiento del mismo.
  7. ¿El mayor competidor de Hermanas Hospitalarias es San Juan de Dios?
  8. No tiene por qué ser un competidor. Nosotros somos un centro de interés público sin ánimo de lucro y concertamos con los servicios sociales el 80% de las plazas para que cualquier persona, independientemente de su condición social, tenga acceso a los mejores niveles de atención. El resto de las plazas, el 20%, son privadas.

No sentimos como competidores a San Juan de Dios; son compañeros en este camino; son también hospitalarios.

  1. ¿Existen, entonces, buenas relaciones entre ambas instituciones?
  2. Por supuesto que sí. En cualquier acto que coinciden hermanos y hermanas y directivos de ambos centros siempre hay una relación cordial y fluida. No se puede ir contra la historia. Hermanas Hospitalarias nace del tronco de los hermanos de San Juan Dios; su fundador, San Benito Menni, restauró la orden y fundó la congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Cualquiera que quisiera ir en contra de esto, estaría descolocado.
  3. Este mismo año han cambiado el nombre de San Luis por el de Hermanas Hospitalarias. ¿Por qué han adoptado tal decisión cuando San Luis era archiconocido por la ciudadanía?
  4. Hemos tenido que explicarlo mucho, incluso a nuestros colaboradores y a la institución. Hemos readaptado el nombre. Ya es la quinta vez que este centro cambia de nombre. Se ha llamado Casa de Salud de Hermanas Hospitalarias, cuando atendían a las mujeres en la parte posterior del antiguo Hospital de San Blas –cuya fachada aún se conserva en la avenida Manuel Rivera–, donde también los hermanos de San Juan de Dios atendían a los hombres, compartiendo edificio; luego, cuando se trasladaron a la sede actual, cuyos terrenos se adquirieron en 1929, se llamaba Sanatorio Psiquiátrico San Luis Rey; en 1978 volvió a cambiarse el nombre por el de Hospital Psiquiátrico San Luis; en 1994 pasó a denominarse Complejo Hospitalario San Luis; y este año somos Centro Sociosanitario Hermanas Hospitalarias.

La razón fundamental es que nuestra actividad habitual ya no respondía para nada a lo que representaba San Luis en nuestro entorno. Había que romper con lo anterior porque la actividad psiquiátrica no llega al 28%. Más de 400 usuarios son mayores y personas con discapacidad intelectual. Nuestro centro se divide en tres áreas: un hospital psiquiátrico (salud mental), un centro de mayores y otro de personas con discapacidad intelectual con muchas especialidades.

  1. ¿Hacia qué puerto navega esta institución centenaria?
  2. Hacia un puerto llamado especialización. Nuestra intención es atender las necesidades de la sociedad en cuanto a la esfera asistencial: discapacidad intelectual, enfermedad mental, mayores y asistencia a domicilio. Queremos trasladar nuestro modelo de puertas hacia afuera. Desde 2007, año que iniciamos los cursos de formación externa y nos acreditamos como centro de formación, hasta hoy han pasado por ellos 250 personas sin estar vinculadas a nosotros.

Todos los modelos que se están implementando desde la Junta de Castilla y León, que son pioneros en innovación, son recibidos con mucha alegría por nuestra parte porque van mucho con nuestra forma de trabajar.

  1. En su centro se trabaja con personas con enfermedades mentales y con discapacidad intelectual. ¿Qué satisfacciones cree que aporta a la plantilla laboral tratar con este tipo de pacientes? ¿Les surgen miedos?
  2. Hay estudiantes de enfermería a los que les surgen miedos a la hora de elegir la práctica en salud mental. Pero una vez que realizan su trabajo, salen encantados. En primer lugar, porque se han despojado de muchos mitos. Y ése es el reflejo de muchos trabajadores que han empezado a trabajar en nuestro centro.

El sector sociosanitario es vocacional; de lo contrario, no tienes futuro en este ámbito. Nuestros usuarios necesitan afecto, cariño,… Al final, el trabajador se convierte en su referente. Hay que desestigmatizar a estos pacientes y considerarles como personas como tú y como yo que están viviendo un proceso determinado en su vida.

  1. ¿Qué visión tiene la sociedad de estos enfermos?
  2. La sociedad actual es mucho más tolerante. Y Palencia puede presumir de que es una sociedad integradora. Si no fuera por los centros de San Juan de Dios y Hermanas Hospitalarias, la capital palentina no sería lo que es hoy.

Es un dato objetivo que en Palencia se respira más tolerancia hacia las personas que tienen mermadas sus facultades.

  1. ¿No cree que a la ciudadanía le asusta la reinserción social de estos pacientes?
  2. Yo creo que no. No he encontrado problemas en ningún sentido.
  3. Por otro lado, el trabajo asistencial es uno de los pocos afortunados que tiene un futuro garantizado…
  4. Sin duda. En España, y particularmente en Castilla y León, el índice de población envejecida es muy elevado y también hay un gran número de discapacidad. Esto demuestra que el sector sociosanitario tiene mucho recorrido.

Necesitamos personal formado en sanidad, pero con una mentalidad social, integradora. Porque una persona con discapacidad o dependencia no puede verse desde la óptica de que tiene que estar solamente sana, sino que hay que construirle un proyecto de vida.

  1. ¿Cuál es el próximo reto de Hermanas Hospitalarias?
  2. Es en el que ya estamos embarcados: cambiar el modelo de atención, que tiende hacia la integración.

Otro sería presentar un centro con unas instalaciones modernas, que exigen una inversión descomunal. Hoy por hoy, se están cumpliendo los objetivos. En los últimos años, a pesar de la crisis, hemos tenido una actividad moderadamente alta. Desde 2012 hasta ahora hemos realizados inversiones por un importe de más de 9 millones de euros. En el verano de 2016 tendremos 49 plazas reformadas para discapacidad; habremos rehabilitado otros servicios y creado una biblioteca; y nos meteremos en el proyecto de reformar más de 50 plazas ya existentes. Nuestra pretensión es mejorar la vida de los usuarios actuales.     Personalísimo “Con los palentinos nunca me he sentido extraño”   - Signo del horóscopo… Escorpio. - Vicio confesable… El chocolate. - Película para recordar… ‘Airbag’; la he visto seis veces. - Actor… Tom Hanks. - Actriz… Pilar Ayala. - Animal… Perro. - Color… Rojo. - Libro predilecto… ‘El camino’, de Delibes. - Coche que tiene… Un BMW. - En cuestión de cocina se muere por… Las lentejas. - La canción que le levanta el ánimo se titula… Cualquiera de Roxette. - En su relación con las personas no soporta… La falta de lealtad, la inconsistencia. - Por el contrario, valora… La nobleza. - Siente envidia sana por… Las personas con capacidad rápida de autocrítica. - Rasgo que le define… La iniciativa. - Su gran defecto… El ímpetu; soy demasiado impetuoso en ocasiones. - Su mejor sueño… Que mi familia esté bien. - Cuando le presentan a una persona se fija en… Cómo da la mano; cómo mira a los ojos;… Hay una teoría que dice que en un segundo uno es capaz de definir 12 rasgos de la persona a la que presentan. - Añora… No haber pasado más tiempo con mi gente; he tenido que viajar mucho. - Los sábados por la noche disfruta… Hace tiempo que para mí ya no existe la noche (risas). Estoy de niñera. - El rincón favorito de su casa es… El patio. - De Palencia no aguanta… El invierno profundo. - Y lo que más le gusta de los palentinos es… La hospitalidad, la acogida; nunca me he sentido extraño.    

Patrocina esta sección:

  • bod
  • el-brezo-restaurante
  • sol
  • dan
  • refapal
  • car

    Gestión y diseño Web bemood diseño web Palencia